Estanques.eu utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de nuestra web. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. Cerrar

Nitrito informacion

El nitrito (NO2) es una toxina letal para todos los peces de estanque

El nitrito se forma por acción bacteriológica y es la “segunda fase” del ciclo del nitrógeno. Ello se produce cuando las bacterias convierten (oxidan) amonio, convirtiéndolo en nitrito antes de que, como tal, sea convertido a su vez en nitrato inofensivo

El nitrito es un veneno acumulativo menos tóxico que el amonio, pero también letal para kois si quedan expuestos durante 1 mes o más tiempo a concentraciones de 2,0 mg/l o superior

La naturaleza acumulativa del nitrito descompone las células de glóbulos rojos, oxidando el hierro de la hemoglobina a methaemoglobina, cesando con ello la capacidad de transportar oxígeno. Ello hace que las branquias y la sangre adopten un color marrón, denominado “mal de sangre marrón”. Otros síntomas son letargo, aletas encogidas, enrojecimiento de los tejidos de la piel, boqueo por la superficie del estanque. Si los peces están expuestos a concentraciones de 0,5 mg/l pueden sufrir irritaciones, causando síntomas de “flicking & flashing” (movimientos rápidos repentinos). Si se detecta alguno de estos síntomas, especialmente tras reanudar la alimentación después del invierno, es conveniente comprobar primero la concentración de amonio y nitrito en el agua, antes de suponer que tienen parásitos y de iniciar cualquier tratamiento con medicamentos

Resolviendo problemas de nitrito

Las bacterias nitrobacter son las que convierten nitrito en nitrato y, en términos bacteriológicos, son lentas en reproducirse y en colonizar un filtro, además de no desarrollarse bien en presencia de amonio. Esta actividad esencial bacteriana precisa de apoyo para conseguir un agua buena para peces. En casos de niveles peligrosos de nitrito se puede añadir 0,6% de sal para aliviar el mal de “sangre marrón” mientras se ponen en acción medidas para resolver el problema

Estanques/acuarios nuevos

Es normal encontrar niveles altos de nitrito en estanques y acuarios nuevos. Puede que se requieran semanas hasta su reducción a un nivel seguro. Si se comprueba con regularidad se podrá observar la evolución de su incremento.

El nitrito generalmente empieza a subir cuando baja el amonio.
Es conveniente hacer bajar lo antes posible los valores altos de nitrito.

Para su reducción es preciso actuar en dos frentes. Ello se consigue con renovación parcial diaria del agua (entre 15 al 20%) y añadiendo más bacterias al filtro. Llegado a este punto, no alimentar a los peces. No entrar en pánico. El proceso puede durar 2 semanas.

El nitrito, en concentraciones bajas, puede permanecer por espacio de 1 año en estanques nuevos. Es especialmente importante ser muy cauto con la alimentación y la densidad de población en estanques nuevos

Estanques/acuarios establecidos

Si hay nitrito en estanques ya establecidos es necesario investigar las causas.
La causa más común es la falta o insuficiencia de actividad bacteriológica en el filtro.

Puede que la capacidad del filtro no sea la adecuada o que el filtro esté sucio, que el flujo sea demasiado rápido, que el alimento sea excesivo, que la población de peces sea excesiva, etc.

Si se requiere cambiar continuamente el agua para mantener un buen nivel de nitrito, es evidente que hay un problema. Es corriente que se produzcan picos de nitrito en sistemas no calefaccionados, ya que las bacterias de los filtros son sensibles a la temperatura y su actividad desciende notablemente después de un largo periodo de invierno. En tal caso es conveniente añadir bacterias al filtro y alimentar con precaución a los peces al inicio de la nueva temporada


Desplácese hacia