Estanques.eu utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de nuestra web. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. Cerrar

Combatir Algas

Algas en el estanque, como combatirlas

Las algas son un eslabón importante en la cadena de nutrientes y una precondición necesaria para el equilibrio biológico en el estanque. Por ello no tiene sentido pretender eliminarlas totalmente. Sin embargo, una masiva proliferación de algas es síntoma de un trastorno en el equilibrio biológico motivado generalmente por un contenido excesivo de nutrientes

Las algas se nutren básicamente de fosfatos, nitratos y otros elementos disueltos en el agua, compitiendo con las plantas acuáticas por tales nutrientes. En consecuencia, un estanque sin o con pocas plantas acuáticas será más propenso a tener problemas de algas

Entre los diversos tipos de algas que afectan a los estanques de jardín, las familias más comunes son las filamentosas y las microalgas en suspensión

algas_filam.jpg

Algas filamentosas

No se las consideran perjudiciales para la vida acuática, pero pueden tener un impacto estético indeseado. Las filamentosas se reproducen con temperaturas del agua a partir de 2ºC, por lo que pueden persistir durante el invierno. Para evitar que continúe su desarrollo en el periodo frío e invadan el estanque de forma incontrolada en primavera, es recomendable iniciar ya en otoño un tratamiento preventivo con un reductor de fosfato, como Phoslock AlgenStopp - Sera Phosvec

Hay una extensa gama de productos con distinta composición para combatir las algas filamentosas en función de las características específicas y del grado de infestación del estanque, ver: Antialgas. Otra interesante alternativa es la electrólisis de cobre
Cuidado con extraer manualmente algas filamentosas del estanque o de arroyos, esta acción puede liberar millones de esporas que provoquen rápidamente una nueva infestación

Microalgas en suspensión

Se trata de algas unicelulares de la familia de las cianobacterias. Dejan de reproducirse con temperaturas del agua por debajo de 10ºC. Son perjudiciales para la vida acuática ya que dificultan la fotosíntesis, provocan el descenso de oxígeno disuelto, el agua se pone de color verde y pierde transparencia

Para evitar la formación de microalgas es conveniente que el estanque o el acuario disponga de Oxydator y/o utilizar un clarificador UV-C. Para combatirlas resultan efectivos algicidas como AlgoSol y otros tratamientos basados en oxígeno activo como, por ejemplo, OxyPlusT, Algen Peroxid

¿Cómo saber si el color verde del agua se debe a microalgas?

Observar el color del agua desde la orilla del estanque puede confundirnos. La coloración vista así puede ser un reflejo de otras algas del fondo y/o paredes del estanque. Para salir de dudas, llenar con agua del estanque un vaso de vidrio transparente y observar su coloración a trasluz. Si el agua vista así está verde, es que contiene microalgas en suspensión. Si está turbia suele ser indicio de insuficiente filtración biológica

Actuación principal en invierno y en primavera

La renovación de agua, no es una medida efectiva contra algas

Al inicio de primavera, los nutrientes acumulados durante el otoño e invierno propician la aparición de algas. Las plantas acuáticas están todavía aletargadas y no compiten con las algas por los nutrientes del agua. Por ello es aconsejable aplicar reductores de lodo y de fosfato, que son los principales nutrientes, antes de que llegue la primavera

Lodo y mulm en el fondo del estanque

En dependencia del sistema de filtración que tenga el estanque, puede que residuos de algas se acumulen en el fondo y asciendan a la superficie cuando esta se caliente por acción del sol. Aplicando reductores de lodo con regularidad, los residuos de algas y demás sedimentos orgánicos del fondo de estanque serán biológicamente degradados


Desplácese hacia